Apostando por una experiencia educacional integradora y de excelencia

 No hay comentarios
paulina_zamorano

Dra. Paulina Zamorano
Directora de Posgrado de la Universidad Andrés Bello (UNAB)

La Universidad Andrés Bello basa su quehacer docente en el Modelo Educativo UNAB, cuyos pilares se fundan en una educación centrada en los aprendizajes y la innovación, basados en la búsqueda y creación de experiencias que favorezcan el aprendizaje significativo, en el contexto de currículos actualizados y pertinentes. Por tanto sus actores principales son los estudiantes.

Alineado con su misión–la cual es “ser una universidad que ofrece a quienes aspiran a progresar, una experiencia educacional integradora y de excelencia para un mundo globalizado, apoyado en el cultivo crítico del saber, y en la generación sistemática de nuevo conocimiento”– uno de los objetivos fundamentales de la institución es proveer a los alumnos una educación pertinente, integradora, de excelencia y calidad en los niveles de pregrado y posgrado. Esto implica el otorgamiento de grados de Licenciatura, Magíster, Doctorado y títulos profesionales, lo que se extiende a la certificación de especializaciones, perfeccionamiento y capacitaciones varias. Este accionar docente cubre un amplio espectro del conocimiento, que incluye la Administración y el Comercio, la Arquitectura, el Arte, las Ciencias Básicas, las Ciencias Sociales, el Derecho, la Educación, las Humanidades, los Recursos Naturales, la Salud y la Tecnología.

El objetivo considera también facilitar una experiencia educativa que, mediante diversas modalidades (presencial, online y blended), fomente la inserción internacional, el respeto por la diversidad cultural, y una actitud de innovación y emprendimiento.

La docencia de posgrado en la U. Andrés Bello es relativamente reciente, se inicia hace 15 años, cuando en 2001 comienzan a impartirse los primeros programas, como el Magíster en Enfermería y el Magíster en Docencia para la Educación Superior, que aún siguen vigentes.

Desde sus inicios, la docencia de posgrado en la UNAB se ha sustentado en la Misión Institucional y en una política que reconoce dos grandes objetivos: contribución al desarrollo de nuevo conocimiento a través del incentivo a la investigación y su proyección en la formación de capital humano avanzado, y, por otra, ser una respuesta pertinente a las demandas por formación de carácter profesional, mediante programas de magíster, postítulo y especialidades en el área de la salud.

Como resultado de dicho quehacer, en 2015 se graduaron 1.525 nuevos maestros y maestras de 23 programas de magíster y postítulo impartidos por la UNAB, de un universo de más de cinco mil alumnos regulares, lo que nos ubica en el tercer lugar en el contexto universitario nacional. Estas cifras demuestran el alto interés que existe por seguir programas de posgrado, interés que en el contexto nacional se expresa en alrededor de 42.000 nuevos alumnos y alumnas el año pasado y 12.000 graduados, mientras a nivel latinoamericano se calcula que en 2014 se matricularon 500.000 estudiantes.

Sin duda, los nuevos profesionales requieren mantenerse actualizados en sus áreas profesionales, así como en sus desempeños laborales.

El desafío es entonces ofrecer programas pertinentes y de calidad. Con ello consideramos aquellos programas que entreguen conocimientos de punta en el área profesional o disciplinaria; que aporten capacidades en el dominio del saber hacer, como habilidades para reflexionar, aplicar teorías, métodos o técnicas, así como habilidades comunicacionales que le permitan usar el lenguaje de forma efectiva; por último, y, quizás lo más importante y que es a lo que apunta nuestro Modelo Educativo, estos programas y docentes deberán incentivar en los estudiantes la aplicación del conocimiento y habilidades referidas en un contexto determinado; actuando con autonomía, siendo capaces de autoevaluarse críticamente; avanzando en el trabajo personal, pero también en el trabajo con los otros, con responsabilidad y compromiso con la sociedad y el medio ambiente, actuando en contextos variados y complejos.

Los estudios de posgrado aportan al crecimiento de la sociedad, generando una masa crítica capaz de reflexionar sobre los problemas país en un amplio abanico de áreas. Visto así, al final del proceso nuestros estudiantes serán profesionales actualizados en su disciplina y quehacer profesional, con una visión crítica e innovadora, constituyéndose en un factor de desarrollo en los ámbitos donde actúan.

 No hay comentarios
Déjanos tu comentario
*Campos requeridos