Tres desafíos de competitividad para los programas de MBA

 No hay comentarios
Lionel-Valenzuela_1

Lionel Valenzuela

Director del MBA Magíster en Gestión Empresarial

Universidad Técnica Federico Santa María

Nadie podría desconocer hoy que el acceso a conocimiento especializado sobre casi cualquier materia está de manera gratuita a pocos clicks de distancia. En este contexto de hiperconectividad se formaron las más recientes generaciones de profesionales que hoy llevan entre 5 y 10 años en el mundo laboral, quienes en el mediano plazo, serán el público objetivo de las maestrías y MBAs. Entregar una propuesta de valor que se adecúe a este escenario y entregar herramientas de liderazgo es el principal desafío de los magísteres en el ámbito de los negocios.

Tres son las tendencias mundiales que dichos programas están siguiendo para fortalecer su competitividad. La primera tiene que ver con los MBS a distancia o e-MBA, cuya penetración se ha extendido con fuerza en países como China e India, donde por tratarse de grandes territorios, se dificulta la realización de programas presenciales.

En Europa y Latinoamérica, en tanto, la tendencia se inclina hacia formatos híbridos. Son los llamados blendings, programas que conjugan las clases prácticas y presenciales con contenidos en línea, formato que ya se está practicando en universidades de algunos países del Cono Sur, entre ellas la Universidad Técnica Federico Santa María. El uso de la tecnología para dictar cursos a alumnos, en distintas partes del mundo, de manera simultánea, permite potenciar la internacionalización, formato hacia donde están transitando algunos de los programas más prestigiosos a nivel mundial en aras de ser cada vez más competitivos.

En ese mismo sentido, otra tendencia son los llamados study tours, que consiste en breves periodos de permanencia en universidades socias alrededor de todo el mundo, en donde se toman cursos, visitas empresas, vinculación con alumnos extranjeros, etc…

Por otro lado, algunas escuelas de negocios han incursionado en magister multigrados donde los alumnos toman clases en distintos países, nutriéndose de las experiencias empresariales de diversas culturas.

Una tercera tendencia en la actualización de los programas tiene relación con la diversificación del perfil de ingreso y el impulso a la inclusión de mujeres. La empresa contemporánea de hoy es eminentemente multidisciplinaria y replicar esa realidad en el aula, es el camino correcto hacia la formación de liderazgos capaces de conectarse con las distintas áreas de operación de una industria y gestionar así, procesos de innovación al interior de una organización.

Fundamental es entonces generar planes de acción para atraer el ingreso de profesionales distintos a los ingenieros civiles industriales y comerciales, tales como arquitectos, médicos, abogados, sicólogos o de otras Ciencias Sociales, así como la puesta en marcha de mecanismos que garanticen un equilibrio de género en el aula.

En ese mismo sentido, la realización de tesinas colaborativas entre alumnos provenientes de distintas experiencias laborales y carrera profesional, contribuye incluso a que, a partir de la maestría, se forjen nuevos emprendimientos.

En definitiva, transitar hacia una mayor competitividad de los programas de Mba requiere adaptabilidad a los nuevos usos de la tecnología, reconocer que esta representa hoy un lenguaje universal y ser capaz de generar valor a partir de ello.

 No hay comentarios
Déjanos tu comentario
*Campos requeridos